grandes orejas, bonitos ojos y largas pestañas

Estándar

Tenía un perro que un día se transformó en una diminuta perrita de grandes orejas, bonitos ojos y largas pestañas. Podía encogerse sobre si misma hasta formar un pequeño ovillo como una canica y con la leve caricia de la yema de un dedo comenzaba a girar cada vez más rápido hasta salir volando.

Niroza (recordando un sueño).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s