Cáncer y móviles: sin relación

Estándar

Cáncer y móviles: sin relación

“Es lo que se desprende de un artículo recientemente publicado en el British Medical Journal por un equipo de investigadores del Institute of Cancer Epidemiology de Copenhague. Para llegar a esa conclusión estudiaron a toda la población danesa de más de 30 años y nacida después de 1925 confrontando la información de los operadores de telefonía y la del Danish Cancer Register. Todo un estudio a gran escala y a largo plazo.”

También relacionado:

” El negocio del miedo electromagnético

  • ¿Te levantas cansado por las mañanas y no sabes por qué?
  • ¿Te cuesta concentrarte? ¿Te sientes deprimido sin motivo justificado?
  • ¿Tienes algún tipo de malestar y no consigues aliviarlo con medicamentos?
  • ¿Notas que te sientes peor (o mejor) desde que te cambiaste de vivienda o lugar de trabajo?

Por supuesto que esto puede pasar por miles de causas imaginables, pero según la “Fundación para la Salud Geoambiental” sólo hay una respuesta posible: la culpa de todo la tiene un vago, atemorizante “océano invisible de ondas y radiaciones” (no sólo radiaciones, nonono, también ondas, claro) que está haciéndonos un tremendo daño.

¿Cómo lo saben?

No lo saben.

De hecho, no existe prueba alguna de que las radiaciones de frecuencias por debajo de la luz visible tengan ningún efecto nocivo. Lo cual es una suerte. Si las ondas de radio del wifi o las microondas de la telefonía móvil pudieran causar cáncer (que es lo que siempre dicen, por decir algo que impacte), entonces la luz roja (muchísimo más potente) sería un peligro atroz y la luz verde nos mataría al contacto.

[…]

¿Que no hay estudios que sustenten que la telefonía móvil y el wifi le ocasionan daños a la salud? Ya contamos en este blog hace siete años cómo comenzó el pánico de la telefonía móvil, y nada ha cambiado desde entonces. Otros blogs como Magonia han tocado el asunto de la “hipersensibilidad electromagnética” o el escándalo que se armó cuando la OMS dijo que las ondas electromagnéticas de baja energía son tan “posibles cancerígenos” como el café, los helechos del genus pteridium, el níquel o el oficio de la carpintería y la imprenta, es decir, del grupo 2B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s